escarlatina en niños bebes

Qué es la Escarlatina en Niños y sus Síntomas

La escarlatina en niños es una enfermedad bastante contagiosa, a la cual pueden encontrarse expuestos los infantes. Por lo cual, resulta ideal conocer la información necesaria sobre esta patología para tratarla de manera temprana, y así evitar que la misma pueda avanzar y producir algún tipo de complicación.

Es por ello, que en esta oportunidad te hablaremos sobre lo relacionado a esta enfermedad, que en la actualidad puede llegar a presentarse de manera más frecuente de lo que muchas personas pueden pensar.

Así que, si deseas conocer desde qué es la escarlatina en niños, hasta cómo se contagia ésta, cuáles son sus síntomas más comunes y cómo puede tratarse, entonces continúa leyendo este artículo.

¿Qué es la escarlatina y cómo se contagia?

Puede decirse que básicamente la escarlatina o la fiebre escarlata como también suele ser conocida, es una enfermedad que se produce a través de distintos agentes bacterianos. Sin embargo, la bacteria que principalmente se asocia con esta enfermedad es la conocida como ‘estreptococo’, perteneciente al ‘grupo A’.

Estando a su vez, el estreptococo relacionado con algunas afecciones en la garganta, tal como la amigdalitis. En cuanto a su método de contagio se refiere, se dice que éste puede producirse principalmente a través del contacto con la saliva de aquellas personas que padecen esta patología.

Es así, que los niños pueden estar expuestos a contagiarse de esta enfermedad bien sea a través de un simple estornudo de la persona infectada,  o llegando a estar en contacto directo con cualquier otro tipo de elemento que ésta haya contaminado con su saliva o mucosa.

¿La escarlatina puede afectar a los bebés?

Se dice que la escarlatina en bebes así como en niños con edades menores a los 2 años de edad, no suele ser muy común. Esto se debe a que por lo general esta enfermedad puede verse con frecuencia en aquellos infantes con edades comprendidas entre los 5 y 8 años.

Quizás te Interese Leer:  Remedios Caseros para Cortar la Diarrea Rapidamente

Sin embargo, no se descarta el riesgo de que la misma pueda llegar a afectar tanto a los bebés así como a los niños en sus edades más tempranas. Incluso, se cree que las patologías o infecciones de carácter viral como ésta, pueden exponer a los infantes al riesgo de sufrir otras enfermedades poco usuales.

Un ejemplo de éstas enfermedades poco usuales, puede ser la enfermedad purpura en niños. Esta patología se caracteriza por generar la aparición de morenotes en la piel de los infantes muchas veces sin que éstos se los hayan causado propiamente.

Es de allí, que proviene precisamente el nombre de esta enfermedad, y de no ser tratada tempranamente, puede traer complicaciones graves. Esto se debe, a que ésta es una patología autoinmune producida en la sangre.

Síntomas de escarlatina

Se dice que al producirse esta enfermedad, suele aparecer en la piel de los infantes lo que podrían considerarse erupciones o sarpullidos de un color rojo escarlata. Es justamente por esto, que esta patología lleva dicho nombre.

Asimismo, también se cree que antes de aparecer las erupciones, esta enfermedad puede manifestarse de una manera bastante similar a la de una amigdalitis. Siendo así, algunos de los principales síntomas de la escarlatina en niños los siguientes:

  • Fiebre
  • Dolor en la garganta
  • Malestar general
  • Vómitos
  • Escalofríos

Se dice que esta enfermedad no suele tener complicaciones cuando se trata de manera adecuada con los medicamentos indicados. Es por ello, que resulta importante llevar a cabo el tratamiento de la escarlatina de manera oportuna y temprana.

Ya que, en los casos en donde no se trata esta patología, sus complicaciones pueden generar la aparición de una fiebre reumática. Pudiendo ser esta enfermedad bastante perjudicial para los infantes, pues existen casos en donde la misma amerita un tratamiento con medicamentos de por vida.

Quizás te Interese Leer:  5 Potentes Remedios Caseros para la Diabetes

Asimismo, en caso de observar alguno de los siguientes síntomas presentarse, lo recomendable es que lleves a tu hijo de inmediato con el médico:

  • Que la orina del infante sea de un color oscuro
  • En caso de que el niño manifieste molestia o dolor al momento de tragar saliva.
  • Si se presenta dificultad para respirar
  • En caso de que se presenten fuertes dolores de oído o dolores de cabeza
  • Ante la aparición de fiebre recurrente o que esta tenga una duración prolongada
  • Ante una deshidratación

Cabe destacar, que la escarlatina es una enfermedad que puede aparecer más de una vez. Esto se debe a que la misma puede ser causada por distintos agentes bacterianos. Sin embargo, ésta suele relacionarse principalmente con el estreptococo perteneciente al grupo A, como se mencionó anteriormente.

¿Existen remedios naturales contra la escarlatina?

Como se ha dicho antes, lo recomendable es buscar tratar esta enfermedad con un profesional de la salud que pueda brindar un diagnóstico y tratamiento adecuado. Sin embargo, se cree que también pueden existir algunos remedios caseros capaces de ayudar en el tratamiento de la fiebre escarlatina.

Algunos de estos remedios naturales pueden incluir desde hierbas medicinales, hasta otro tipo de tratamientos homeopáticos, tales como:

  • Lavados realizados con té de manzanilla
  • Tratamientos con ortiga
  • Incluir en la alimentación tocosh, así como tomates, e incluir algunas sopas y otros líquidos
  • Utilizar hojas de guayaba en infusiones
  • Realizar infusiones de borraja
  • Emplear manteca de cacao para tratamientos cutáneos

Se dice, que lo ideal es aplicar aquellos remedios caseros que puedan contribuir con el fortalecimiento del sistema inmunológico. Sin embargo, al tratarse de un infante y siendo esta una enfermedad que puede traer complicaciones graves, lo recomendable es acudir con un profesional de la salud ante la aparición de esta patología.

Otras recomendaciones a tener en cuenta para evitar el contagio de Escarlatina

La escarlatina suele contagiarse con bastante facilidad, es por ello que en caso de que algún miembro de la familia pueda padecerla, es necesario tomar en cuenta las siguientes precauciones:

  • La persona infectada con el virus, no debe compartir sus utensilios con nadie más
  • Al estornudar debe procurarse estar lejos de otras personas o cubrirse la boca y la nariz en su totalidad, de modo que se evite el riesgo de contagio de quienes se encuentren alrededor
  • Es importante que todos los habitantes del hogar laven constantemente sus manos con agua tibia
  • Los utensilios que utiliza la persona con esta enfermedad deben lavarse constantemente con agua tibia
Quizás te Interese Leer:  Excelentes remedios caseros para dormir bien y rápido.

Como se ha podido observar, la escarlatina en niños o fiebre escarlata es una enfermedad que requiere de cuidado y atención. Es fundamental llevar a cabo todas las medidas higiénicas pertinentes para evitar el contagio de esta patología.

Asimismo, un diagnóstico temprano de esta enfermedad pueden contribuir a que el tratamiento a seguir y la recuperación puedan llevarse a cabo sin mayores complicaciones. Por lo que, se recomienda acudir al médico de inmediato en caso de que se sospeche la presencia de esta enfermedad.

No Comment.