Remedios caseros perfectos para tratar los dolores de cabeza

Una de las dolencias más comunes en la población a nivel mundial es el dolor de cabeza, por lo menos la mitad de la población lo padece en algún momento del año. Y aunque es común, también resulta bastante molesto e incluso puede interrumpir la rutina diaria.

Además, el dolor de cabeza también puede ser un problema crónico que afecte el rendimiento de la persona en los distintos ámbitos en los que se desempeñe.

¿Cómo tratar el dolor de cabeza en casa?

Si bien existen muchos medicamentos para tratar los dolores de cabeza también puedes eliminar esta molestia en casa, de manera sencilla, sin gastar nada de dinero.

Hidratación: si te duele la cabeza, con solo tomar mayor cantidad de agua podrás solucionar este problema. Y es que esta molestia puede ser una forma que tiene tu organismo para comunicarte que necesita agua.

Así que si durante tu rutina sientes en algún momento un dolor en la cabeza, te recomendamos tomar agua. Con ochos vasos diarios será suficiente para mantener tu organismo hidratado.

Pero también puedes hidratarte con algunas infusiones, las cuales no solo te ayudan a reponer el agua en tu organismo sino que además permiten tratar el problema de raíz si este es causado por otro factor.

Remedios caseros perfectos para tratar los dolores de cabeza

Algunas infusiones que puedes preparar

Manzanilla: la manzanilla tiene excelentes propiedades para bajar la inflamación, por lo que disminuye la tensión acumulada que ocasiona el dolor.

Romero: esta planta es un sedante natural, ideal para mantener el control sobre la inflamación y el dolor, incluso su efecto podría compararse al generado por el ibuprofeno.

Menta: la menta tiene cualidades que permiten relajar el organismo y además reducir la inflamación.

Pasiflora: esta dolencia puede encontrase asociada con trastornos tales como la depresión o la ansiedad y la pasiflora es una planta muy recomendada para el tratamiento de estos cuadros y sus síntomas asociados.

Jengibre: por sus propiedades como analgésico natural, este es efectivo como uno de los mejores Remedios Caseros para el dolor de cabeza.

Bebida con limón y sal: un remedio efectivo para eliminar la molestia en poco tiempo es emplear limones, sal y agua para preparar una bebida. Necesitarás el jugo de dos limones y una cucharada de sal, ingredientes que podrás agregar en un vaso con agua para obtener el remedio.

La efectividad de este remedio radica en que es capaz de brindarle al organismo los minerales y electrolitos necesarios para obtener energía y eliminar la molestia.

Masajes y compresas: los masajes suaves con las yemas de los dedos en la sien pueden ayudar a disminuir esta dolencia. De igual manera, emplear compresas frías o calientes puede ayudar a relajar la zona y lograr descansar.

Otro dato muy curioso es que existe un remedio tradicional que consiste en sumergir los pies en cuencos llenos de agua, uno de ellos caliente y el otro frío. Primero debes colocarlos en el agua caliente y luego en la fría.

Inhalar aceites medicinales: la inhalación de los vapores provenientes de aceites medicinales puede ser un remedio efectivo para eliminar la dolencia. Algunos de los más recomendados son el aceite de lavanda, el de oliva, el de menta, el de lavanda y el de manzanilla.

 

Procedimientos para tratar una lesión de pie sin ser un experto

El pie es la extremidad inferior de la pierna que inicia en el tobillo y se extiende hasta los dedos; forma parte del sistema anatómico que nos permite andar y mantenernos de pie.

Tener una lesión de pie puede ocasionar una inmovilidad parcial o total por un lapso indefinido de tiempo.

A continuación conocerás las lesiones más comunes y los remedios caseros  para aliviar estas dolencias sin ser un experto.

Lesiones de pie

Fascitis plantar: su síntoma principal es el dolor en la planta del pie, algunas veces acompañado de inflamación y enrojecimiento de la zona. Es una lesión muy común en los deportistas.

Juanetes (hallux valgus): produce dolor muy agudo en el dedo gordo, especialmente al contacto con el calzado.

Espolones: ocasiona un dolor muy intenso en el talón, que limita el caminar adecuadamente, obligando al paciente a cojear para evitar el contacto del talón con cualquier superficie.

Esguince: es una torcedura que produce un desplazamiento momentáneo de una articulación del tobillo; ocasionando un dolor agudo intenso, edema de la zona y probable coloración oscura del área por rompimiento de vasos vasculares asociados al tejido afectado.

Hiperqueratosis por fricción: son callos y durezas causados por fricción o presión constante sobre estructuras óseas prominentes del pie, generalmente los metatarsianos.

Procedimientos para tratar una lesión de pie sin ser un experto

Remedios Caseros

Aunque existen tratamientos quirúrgicos para la solución definitiva de algunas de estas lesiones, es conveniente conocer algunas alternativas caseras para el alivio de los síntomas.

Calmar el dolor, reducir la infamación, recuperar la movilidad, disipar los hematomas, reducir las hiperqueratosis  y evitar afectar otras estructuras óseas por “malas pisadas” es posible aunque no seas un experto podólogo.

Para reducir la inflamación utiliza la aplicación de frio sobre la zona afectada; puedes hacerlo colocando compresas sobre el área inflamada o aplicando bolsas pequeñas de hielo sobre la misma.

El hielo ayudará a reducir también el dolor mediante un efecto anestésico momentáneo; que irá aumentando en duración a medida que disminuya la inflamación.

En el caso de la lesión articular de un tobillo, es primordial mantener elevado el pie, para evitar el fuerte dolor, disminuir el edema y favorecer la recuperación de la articulación afectada al no someterla a esfuerzos.

Para la Fascitis plantar masajea la planta del pie con cremas o lociones o pomadas antiinflamatorias y preferiblemente mentoladas, haciendo movimientos de estiramiento del sistema plantar.

Un tratamiento casero muy común y es efectivo es hacer ejercicios de rodamiento, con la planta del pie descalzo de un objeto cilíndrico.

Para los espolones calcáneos se aconsejan los ejercicios de estiramientos ya indicados además de una terapia con plantas medicinales.

Las plantas medicinales a utilizar serán todas aquellas con propiedades depurativas y diuréticas que coadyuvan al organismo a eliminar las toxinas que se depositan en el organismo en forma de calcificaciones.

La cola de caballo, él té verde, la manzanilla, el diente de león y el boldo son plantas apropiadas para tomar infusiones si se sufre de espolones.

Para los callos, nada mejor que al llegar a casa y retirar tus zapatos introducir tus pies en un recipiente con agua tibia, sal marina y finas hierbas aromáticas, disminuirá el dolor y será el momento apropiado para utilizar la piedra pómez.

Pasar la piedra pómez por tus pies permitirá limar las asperezas y callosidades que molestan tu andar.

Remedios caseros perfectos para tratar la neumonia

Las enfermedades del sistema respiratorio son bastante comunes, mucho más cuando bajan las temperaturas.  Una de las más comunes es la neumonía y  aunque esta debe ser tratada según lo prescriba el médico, siempre puedes apoyarte en la utilización de remedios elaborados a partir de elementos naturales.

Trata la neumonía con estos Remedios Caseros

Té con limón: el limón en general, es excelente para el tratamiento de la neumonía, por su alto contenido en vitamina C, más aún si se encuentra mezclado con otros elementos naturales con propiedades antisépticas y expectorantes, como lo son la miel y el tomillo.

Para preparar una excelente infusión casera para devolver la salud a tu sistema respiratorio, necesitaras canela, agua, miel, limón y tomillo. Coloca primero a hervir el tomillo a un fuego bajo, luego apágalo, pásalo por un colador y agrega el resto de los ingredientes.

Toma esta infusión varias veces al día para que puedas notar sus efectos.

Infusión de eucalipto: el eucalipto es muy bueno para el tratamiento de afecciones en las vías respiratorias pues actúa como un elemento natural para extraer las secreciones acumuladas en el organismo.

Incluso los vapores del eucalipto son beneficiosos para el sistema respiratorio. Preparar este remedio es muy sencillo, solo debes colocar las hojas a hervir y cuando esto esté listo, pásalo por un colador y consume la infusión varias veces al día.

Jugos naturales: uno de los mejores remedios naturales para el tratamiento de patologías que afectan el sistema respiratorio es consumir jugos naturales elaborados con vegetales ricos en vitaminas como vitamina C y otros minerales.

Algunos de los mejores vegetales para preparar estos remedios son las espinacas, la remolacha y las zanahorias. Incluso puedes hacer tus propias combinaciones así como también endulzar con miel, la cual es un poderoso expectorante.

Vapor: el vapor es un elemento ideal para el tratamiento de la Neumonia pues permite descongestionar las vías respiratorias. Además es muy sencillo, solo debes colocar a hervir agua y proceder a la inhalación de este vapor.

Para que sea más efectivo, puedes agregar algunas gotas de aceites esenciales medicinales, tales como aceite de eucalipto, lavanda o de árbol de té.

Sésamo y  pimienta de cayena: ambos son elementos naturales excelentes para curar la neumonía. Del sésamo emplearas sus semillas para la preparación de una bebida a partir de una cucharada de estas en agua. Coloca a hervir, luego cuela y endulza con miel.

Por otra parte la pimienta de cayena también es un remedio efectivo para el tratamiento de la neumonía pues permite la eliminación de la mucosidad. Puedes mezclar esta con limón y agua para ingerirla en una infusión.

Ajo y sal: el ajo tiene importantes propiedades para actuar contra los hongos y bacterias, por lo que es excelente para tratar la Neumonía. Además elimina la flema y descongestiona los pulmones.

La sal por su parte también funciona para eliminar la tos y aliviar las molestias en las vías respiratorias. Para emplearla solo basta con realizar regularmente gárgaras de agua con sal.

 

Remedios caseros para tratar la conjuntivitis

Los remedios caseros se utilizan desde hace muchísimo tiempo atrás para poder tratar problemas sencillos o enfermedades leves, son económicos y efectivos pero solo en los casos antes mencionados, si se trata de un problema grave lo mejor es acudir a un doctor para que pueda diagnosticar lo que sucede y determinar un tratamiento. Con estos remedios se pueden resolver varios problemas y uno de ellos es la conjuntivitis.

La conjuntivitis es un problema muy molesto, no es fácil lidiar con esto y no es nada agradable, por suerte hay algunos remedios caseros que pueden ayudar con este problema, pero en caso de que se haya ido a un oftalmólogo y se le haya indicado un tratamiento o medicamentos, no utilice estos remedios porque posiblemente afecte a lo indicado por el doctor, de cualquier manera estos remedios son efectivos siempre y cuando no se este siguiendo un tratamiento previo.

Manzanilla

La manzanilla es parte de muchos remedios caseros, para el siguiente solo necesitaras unos 250 mililitros de agua y una cucharada de hojas de manzanilla. Coloca el agua en una olla y apaga el fuego cuando comience a hervir, una vez este hirviendo también deberás agregar la cucharada de hojas de manzanilla, deja que todo repose hasta que este tibio. Hecho esto deberás colar el líquido resultante y luego tomar una gasa limpia y remojarla en el remedio casero, sacúdela un poco y pásala cuidadosa y suavemente por el ojo afectado por la conjuntivitis tres veces al día.

Si tienes la suerte de contar con algunas hojas de caléndula puedes utilizarlas para hacer la compresa en lugar de una gasa, esta planta es conocida por tener propiedades antiinflamatorias y antibacterianas muy poderosas.

Remedios caseros perfectos para tratar la conjuntivitis

Agua fría

De todos los remedios caseros para distintos problemas este debe ser el mas sencillo de preparar, cualquiera puede hacerlo ya que solo se necesita de una gasa o un poco de algodón y 250 mililitros de agua fría. Hay que destacar que este remedio es efectivo ante cualquier tipo de conjuntivitis, todos saben que el agua fría disminuye las inflamaciones pero en este caso además de eso ayudara a lubricar los ojos.

La aplicación es sencilla, solo moja el algodón o la gasa que vayas a utilizar en un poco de agua fría y colócala en el ojo afectado, déjala allí durante algunos minutos para que actué, al poco tiempo puede que sientas una leve mejoría de los síntomas, cuando la gasa o el algodón ya no estén fríos cámbialos por otros.

Remedios caseros perfectos para tratar la conjuntivitis (1)

Zanahoria

Un buen remedio es este vegetal, debes rallar una zanahoria o utilizar un pica todo para que de esta manera se liberen los jugos. Cuando se tenga el jugo de la zanahoria hay que mojar una gasa o un poco de algodón y colocarlo en el ojo afectado por unos 15 minutos. Si se quiere que este remedio casero sea mas efectivo se debe cambiar la gasa o el algodón cada 5 minutos, lo mejor es realizar esta cura dos veces por día, cuando se termine de hacer hay que limpiar los ojos con suero fisiológico o sino se tiene usar un poco de agua.

Remedios caseros perfectos para tratar la conjuntivitis (2)

 

Remedios caseros para tratar los hongos de la piel

La piel es el órgano con mayor extensión en el cuerpo por lo que debemos estar atentos a cuidar esta y atender a cualquier signo extraño que se presente en ella para tratarlo a tiempo.

Aunque es un padecimiento común, pocas personas hablan abiertamente de él. Hablamos de los hongos, los cuales son peligrosos por su alto índice de contagio.

Probablemente todos en algún momento de nuestras vidas hemos sufrido de Hongos en la Piel.

Existen múltiples productos que prometen tratar afecciones de la piel pero también puedes acudir a Remedios Caseros muy efectivos como los que te presentamos a continuación

¿Cuáles son los mejores remedios caseros para eliminar los Hongos en la Piel?

Utiliza la cúrcuma: esta raíz posee propiedades ideales para reducir la inflamación, gracias a su contenido de curcumina. Pero además puede actuar contra los microbios.

Para emplearla, la mejor opción es utilizarla en polvo o cataplasmas y aplicarla directamente sobre la zona afectada. También puedes proceder a mezclarla con un poco de aceite de coco y dejarla allí para que haga su efecto.

Remedios caseros para tratar los hongos de la piel

Aunque la piel tome un color amarillo, esto no debe preocuparte pues se desvanece a los días.

También puedes apoyar tu tratamiento mediante la ingesta de una infusión de cúrcuma.

Hojas de neem: un remedio natural muy efectivo para tratar los hongos sobre la piel son las hojas de neem, cuyo nombre científico es Azadirachta Indica. Permite la eliminación efectiva de toxinas, así como también los dermatofitos y patógenos que habitan en la piel y generan las infecciones.

Para emplearlas, coloca algunas hojas a hervor por unos minutos y procede a lavar el área empleando esta. Ten precaución de nunca utilizar las hojas de manera directa pues irritarías tu piel y el efecto sería contraproducente.

Vinagre de manzana: este ingrediente natural es excelente para el tratamiento de los Hongos en la Piel y al mismo tiempo sirve para hidratarla y eliminar el picor asociado con este molestia, todo ello debido a que sus propiedades regulan el PH de la piel.

Para emplearlo empapa un algodón y aplícalo directamente sobre la zona afectada varias veces por día, dejándolo reposar por treinta minutos y enjuagando luego. Debes estar atento a enjuagar antes de que el área transpire.

Aceite de coco: el aceite de coco es rico en ácidos grasos y estos son efectivos para destruir las membranas que conforman los hongos. Es muy sencillo de utilizar, pues solo debes aplicarlo de forma directa sobre la zona, varias veces al día.

En el tiempo aproximado de un mes habrás notad como mejorar la infección pero se recomienda continuar utilizando el aceita para evitar la reaparición de la infección.

Ajo: el ajo es un excelente remedio natural para eliminar las afecciones causadas por hongos, sin embargo nunca debes aplicarlo directamente, por lo que se recomienda su mezcla con aceite de coco o de oliva hasta formar una pasta que puedas utilizar sobre el área afectada.

Deja que la pasta actúe durante por lo menos dos horas y coloca tres veces por días durante varias semanas.